‘Almas de cántaro’, de Juan Ignacio Villarías, recupera la tradición de la novela por entregas en el diario Alerta

El escritor santoñés, Juan Ignacio Villarías, ha recuperado la tradición de la novela por entregas con la publicación semanal de ‘Almas de cántaro’ en el diario Alerta.

Esta obra se empezó a publicar en octubre de 2011, y continúa publicándose los domingos, en las hojas centrales del periódico santanderino. Está previsto que continúe aún con una veintena de entregas.

Con esta iniciativa, se recupera en Cantabria la tradición de la novela por entregas que se popularizó en el siglo XIX, aunque en la actualidad, este tipo de literatura es hoy frecuente gracias a Internet. Sin embargo, la iniciativa de Villarías y del diario Alerta recobra la vieja usanza de publicar los textos en el soporte papel.

La novela Almas de cántaro está ambientada en Santoña en los años sesenta, y abunda en personajes, episodios y avatares de lo más diverso. Narra las aventuras y desventuras, los anhelos y los fracasos, de los jóvenes de la época, hoy ya jubilados. Pretende introducir al lector en el ambiente de la España franquista, en esta localidad marinera, y mostrarle los tipos y costumbres, y la mentalidad de aquella época, con todas sus diferencias con los actuales.

Juan Ignacio Villarías es santoñés, aunque nacido accidentalmente en La Bañeza (León), en 1947. Sus padres, santoñeses, se instalaron en su villa de origen cuando Juan Ignacio tenía dos años de edad.

Villarías estudió en los institutos de Santoña y Laredo, en la Escuela de Ingenieros Técnicos de Santander, en la Escuela Normal de Magisterio de Santander y en la Universidad de Valladolid, sin acabar ninguna carrera. Fue empleado de banca, corresponsal de prensa, entrenador de fútbol, profesor de educación física, de alemán y de italiano. Tuvo un restaurante, y en la actualidad tiene una agencia de viajes.

Como escritor es autor de las novelas, Columna de mármol rojo, El cronicón inverosímil, El enquiridión del perfecto caballero, Vista corta y paso largo, El ajustador de clepsidras, La mitad y otro tanto y Bula de difuntos.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.