Madariaga publica en la revista ‘Altamira’ un estudio explicando las pinturas del techo de la famosa cueva prehistórica

El escritor e investigador Benito Madariaga ha publicado en la revista ‘Altamira’, del Centro de Estudios Montañeses, un trabajo titulado “Iniciación de la Prehistoria en el siglo XIX y la aparición del arte parietal en Altamira (Cantabria)” donde entre otras cuestiones, se explican los famosos dibujos del techo de la famosa cueva prehistórica donde destacan animales como bisontes y ciervos.

Madariaga, después de analizar el proceso de estudio y difusión del arte de las pinturas de Altamira que realizaron Marcelino Sanz de Sautuola y Juan Vilanova y Piera, y tras explicar quiénes fueron los primeros difusores de la Prehistoria en España (Per Antón Beuter, P. Torrubia, Manuel Severin de Faria, Manuel de Góngora y Martínez, Casiano de Prado, Francisco María Tubino, Manuel Sales y Ferré, Rafael Tuñón…) se centra en las característica de Altamira y las pinturas de su techo.

Con la cita de diversos autores, Madariaga recuerda que los animales están agrupados intencionadamente en un lugar de la cueva, a unos treinta metros de la entrada, sobre una superficie de unos18 metrosde largo por 8 ó 9 de ancho. En este grupo de animales se puede observar diferentes procesos y estados de los ejemplares que Madariaga ha confirmado gracias a su conocimiento como veterinario. Por ejemplo, un dato de la muerte de los animales son las pezuñas estiradas, algo común de los cadáveres de los ungulados. La figura más llamativa de animal muerto es la cierva, que aparece con la lengua fuera y la rigidez en sus extremidades. También se detecta a una hembra en celo y otra pariendo, así como la del bisonte en actitud de descanso y rumiando y la del grupo de bisontes que se recrean en el fango, pateando y girando en círculo.

Madariaga también explica el conjunto del techo de Altamira teniendo en cuenta que los bisontes europeos se reunían sólo en época de reproducción.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *