Un socio fundador abandona la Sociedad Cántabra de Escritores lamentando la parcialidad de la presidenta, Delia Laguillo

Ramón Villegas, uno de los socios fundadores de la Sociedad Cántabra de Escritores, ha comunicado su baja en esta asociación lamentando la parcialidad de la presidenta, Delia Laguillo.

Villegas, responsable de la editora Librucos, se ha sentido marginado por Delia Laguillo en la Comisión de Valoración que ha decidido la concesión de subvenciones a la edición de libros por parte del Gobierno de Cantabria.

En la relación de las empresas editoras beneficiadas por estas subvenciones, Librucos no ha obtenido ninguna, a pesar de que había presentado cinco proyectos de interés cultural, mientras que Ediciones Tantín, cuyo responsable también es miembro de la Sociedad Cántabra de Escritores, ha obtenido la máxima cantidad, 20.070 euros, que ha supuesto un 43,28 por ciento del total concedido y un 92 por ciento de la cantidad subvencionable.

Ediciones Tantín ha publicado la mayor parte de los trabajos de esta asociación durante el mandato de Delia Laguillo, entre ellos el último libro titulado Sueños que se ha editado financiado por la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria.

Además de Tantín, resultaron subvencionados Cantabria Tradicional, que recibió 16.842,59 euros (un 36,32 por ciento sobre el total concedido y el 33 por ciento sobre la cantidad subvencionable); El Desvelo Ediciones, S. C. , con 5.587,20 euros (12,04 por ciento sobre el total concedido y el 100 por cien de la cantidad subvencionable) y Ediciones Valnera, con 3.865,20 euros (8,33 por ciento sobre el total concedido y 63 por ciento sobre la cantidad subvencionable).

En la orden se especificaba que las subvenciones se abonarían hasta alcanzar una cuantía máxima de 140.000 euros y sólo se han adjudicado 46.364,99 euros.

Entre los criterios para la concesión de las subvenciones, la Orden establecía, entre otros, el “interés cultural de las publicaciones, teniéndose en cuenta la contribución del proyecto editorial a la difusión del patrimonio cultural de Cantabria en sus diversas manifestaciones (hasta 50 puntos).

La editorial Librucos, surgida con una clara vocación de difundir el conocimiento del patrimonio cultural cántabro, ha editado en 2012 seis obras: El Principado, de Manuel Bartolomé; Cántabros en la División Azul (1941-44), de José Manuel Puente; Álbum fotográfico de Liébana II, de Manuel Vela; Santiurde de Toranzo, de Ramón Villegas: Cuando el ganado enloquece, de Óscar Ariz y La I Guerra Carlista en la comarca del Pas-Pisueña, de Ramón Villegas.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

5 Responses to Un socio fundador abandona la Sociedad Cántabra de Escritores lamentando la parcialidad de la presidenta, Delia Laguillo

  1. Manuel Bartolomé dijo:

    Me parece de muy mal gusto acusar a una sola persona de lo que han decido otras varias. Y menos darle publicidad en este medio. No parece que se siga la máxima que se exhibe en la cabecera sobre Balzac. Eso de «Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que escribir». Pues eso. Más fair play y menos rencor. Salutem

  2. Marisa Caballero dijo:

    Increible pero cierto. Creo que es un gran error, porque se ha involucrado a una persona que su primer principio es la honestidad y la justicia. Me parece increible que esto suceda en el ámbito más relevante de la cultura, entre compañeros y amigos, ya que esta persona para nada es responsable de administrar los dineros de la Consejería de Cultura en el Gobierno de Cantabria. Un saludo

  3. Patricia dijo:

    Desconozco el asunto subvenciones para la edición en Cantabria. Lo que sí sé es cómo se las gasta esta señora, Delia Laguillo, por lo que no me sorprendería nada que lo que arriba se plasma fuera cierto. Esa señora ha demostrado no tener la capacidad para encabezar ninguna reunión, asociación o sociedad de escritores (otra cosa es que los propios integrantes de la Sociedad Cántabra de Escritores la quieran como presidenta, lo cual dice más de ellos que de la propia Delia Laguillo). No tiene aprecio por la labor de los escritores que verdaderamente trabajan y tiene un ansia de protagonismo exacervado.

    Por todo lo demás, insisto, desconozco las circunstancias en torno a las subvenciones.

  4. Rodolfo de Reinosa dijo:

    Confirmo lo que dice Patricia sobre su «protagonismo exacervado». Estuve en el funeral del escritor campurriano José María Frías. Fue de vergüenza ajena la intervención de la presidenta de los escritores, Delia Laguillo, en la iglesia. Creo que hizo un mal favor a los familiares y amigos de Frías con su intervención, ya que sus palabras, aparentemente de alabanza, descubrían una vanidad y protagonismo que esta mujer no puede ocultar. Fue algo muy comentado en la iglesia y sé que alguno de los escritores que allí estuvieron presentes abandonaron la iglesia indignados. Desde luego no sé el asunto de la parcialidad, pero no es una persona adecuada para representar a una asociación que en principio debería ser seria.

  5. La dirección dijo:

    Ante los últimos comentarios que han llegado a nuestra redacción, la dirección de http://www.escritorescantabros.com, agradece a todas las personas sus visitas a esta web así como su participación por medio de los diferentes comentarios que enriquecen cada una de las noticias y entradas. Sin embargo, quiere recordar que aunque desde este espacio se apoya decididamente la libre expresión, no se admitirán opiniones que contengan insultos a las personas ni aquéllas que pretendan esconderse en el anonimato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.