Pedro Arce trató la figura de Manuel Llano en el Centro Gallego en Santander

Con motivo de los 75 años de su muerte, el escritor y docente Pedro Arce, trató  en el Centro Gallego en Santander la figura de Manuel Llano en una conferencia organizada por la Sociedad Cántabra de Escritores.

No es la primera vez que esta asociación dedica al “sarruján de Carmona” una de sus conferencias. En 2006, con motivo del primer ciclo de conferencias que puso en funcionamiento la directiva presidida por Carlos Bribián, el escritor y sacerdote, Alberto Gatón Lasheras, disertó sobre este personaje en un acto también celebrado en el Centro Gallego.

Manuel Llano (Sopeña, 1898-1938) fue hijo único de un modesto matrimonio de campesinos, desenvolviéndose su infancia en los ambientes de Sopeña y Carmona, en cuyas brañas vivió las soledades, tristezas y fatigas del oficio de sarruján o ayudante y recadero de pastor, cuya escasa economía familiar se veía azotada por la progresiva ceguera de su padre al que con frecuencia acompañaba como lazarillo. Llegado a la adolescencia se instaló en Santander donde a su padre le había sido concedido un quiosco de periódicos y lotería, lo que supuso para el muchacho un desarraigo del mundo rural ligado a las vivencias e ilusiones de su niñez. En 1918 ejerció de maestro de escuela en Helguera de Reocín, sin titulación. A partir de ahí arranca su vocación pedagógica, y junto a su formación cultural autodidacta se van perfilando sus afanes de escritor prolífico, de forma que en 1917 ya publicaba su primer artículo periodístico en ‘El Progreso’ de Cabezón de la Sal y en 1920 lo hacía en ‘El Diario Montañés’, siendo colaborador asiduo de diversas publicaciones. En 1929 publicó la novela ‘El sol de los muertos’, en la que muestra su dominio del dialecto montañés y su afición por los temas folclóricos. En 1931 publicó ‘Brañaflor’, con pequeños relatos, cuadros y estampas hilvanando hábilmente narraciones, mitos, supersticiones y refranes o leyendas, mostrando un lenguaje más conciso y poético. Asímismo, publicó ‘Campesinos en la ciudad’ (1932), ‘La braña’ y ‘Rabel’ (1934), ‘Parábolas’ y ‘Retablo infantil’ (1935), ‘Monteazor’ (1937) y finalmente, ‘Dolor de la tierra verde’, edición póstuma que dio a conocer la revista ‘Proel’ en 1949.

Por su parte, el conferenciante, Pedro Arce (Gornazo,1949), es maestro de Primera Enseñanza de la Escuela Normal de Santander (1968), licenciado en Historia por la Universidad de Oviedo (1974) y licenciado en Letras en la Especialidad de Administración de Empresas Internacionales por la University of Lincoln (Reino Unido) (2003). Su labor docente se ha repartido en varios colegios públicos, siendo director del C. P. José María Pereda de Torrelavega y del Gerardo Diego de Santander, ejerciendo la docencia también en el IES Alisal. Ha escrito varias obras relacionadas con temas educativos. En 2006 publicó el ‘Diccionario de Cantabria. Geográfico, Histórico, Artístico,  Estadístico y Turístico’ y en 2009 coordinó la obra histórica sobre el ‘75 Aniversario del Colegio José Mª de Pereda’ de Torrelavega.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *