Carlos Bribián abandona la Sociedad Cántabra de Escritores

Carlos BribiánCarlos Bribián, socio fundador, expresidente y primer socio de honor de la Sociedad Cántabra de Escritores (SCE), ha remitido una carta donde comunica su decisión de abandonar esta asociación. Es el tercer miembro fundador que se desvincula de esta sociedad que se creó en enero de 2001, tras las dimisiones de Fernando Vierna, que formó parte de la junta directiva presidida por Bribián, y la de Ramón Villegas, ambos descontentos con decisiones tomadas por los directivos.

Bribián, que en la carta remitida se refiere a problemas personales de edad y salud para explicar su marcha, llevaba largo tiempo dando vueltas a su retirada como miembro activo de la asociación. Tras su etapa como presidente que finalizó en 2008, Bribián ha venido reduciendo su participación en actividades culturales, aunque su presencia haya sido solicitada en numerosos actos por parte de asociaciones ajenas a la SCE, los últimos de ellos en febrero y abril de este año en OSCUS (Obra Social y Cultural Sopeña). En la carta que entregó personalmente a la secretaria de la SCE, Gema Rebolledo, Bribián hace referencia a los versos de Garcilaso de la Vega que dicen: “Echado está por tierra el fundamento/ que mi vivir cansado sostenía/ ¡Oh cuánto bien se acaba en sólo un día!..”

La marcha de Bribián, que cuenta con una de las trayectorias periodísticas y literarias más importantes y de mayor prestigio entre sus miembros, supone una sensible baja en esta asociación.

Carlos Bribián Castro, que en marzo cumplirá 90 años, se dedicó al periodismo después de ser futbolista profesional de varios equipos, colaborando en las páginas de ‘La Voz de Castilla’, ‘Nueva Rioja’, ‘el Pensamiento Navarro’, y ‘Arco y Regate’. Desde 1960 hasta 1988 fue corresponsal del diario ‘Marca’ en la República Federal de Alemania (RFA), ocupándose inmediatamente después, y hasta 1992, de la corresponsalía de ‘As’ y la SER en aquel país. Colaboró con la revista alemana ‘Kicher’ (1962-87), el periódico portugués ‘Record’ y la revista japonesa ‘Eleven-Football Magazin’. Al margen de la información deportiva ha trabajado en otras prestigiosas publicaciones. Ha sido redactor jefe de la edición de Europa de ‘7 Fechas’ (1962-1977), corresponsal en Bonn de ‘Pueblo’ (1974-1984) y de ‘ABC’ (1985-1989). En el periodo 1983-1986 firmó sus crónicas dominicales en ‘El Heraldo de Aragón’. Paralelamente, desde 1964 hasta 1997 fue responsable del área de deportes de la emisora Deutsche Welle (La Voz de Alemania), la radio pública de la RFA.

Bribián es autor de cuatro novelas, reeditadas en 2005. La primera de ellas es Buck, (1958) ambientada en Nueva York, finalista del Premio Planeta (1959), ‘La Huída’ (1960), también finalista del Premio Café Gijón de Novela Breve (1960); ‘Llueve’ (1959) e ‘Isabel’ (1960).

Su larga trayectoria en los medios de comunicación ha sido reconocida con notables distinciones: Cruz de Caballero de la Orden de Cisneros (1972), Diploma Olímpico a la información en los XX Juegos Olímpicos (1972), Medalla de Plata de la Unión de Periodistas Deportivos de España (1985) y Botón de Plata de la Verband Deutscher Sportjournalisten (1987).

Tras su jubilación se instaló en Cantabria, concretamente en la localidad de Ontoria. Fue fundador de la Sociedad Cántabra de Escritores (2001), siendo reconocido como socio de honor (2005) y posteriormente elegido como presidente (2006). Es también socio de honor del Centro Aragonés en Cantabria, Premio Antonino Pellón de la Cultura (2012), otorgado por el ayuntamiento de Cabezón de la Sal e Hijo Predilecto de Binéfar (2013), distinción otorgada por este ayuntamiento cuyo acto de entrega se celebró en Cabezón de la Sal.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

6 Responses to Carlos Bribián abandona la Sociedad Cántabra de Escritores

  1. m josé dijo:

    Siento mucho que D. Carlos, haya dejado la SCE. Ha sido, un magnifico presidente y un gran compañero.

  2. Javier Montes dijo:

    Pues una lástima. Espero que su retirada no haya sido por falta de salud. Tuve la ocasión de escucharle en Reinosa hablando de fútbol y del Naval, equipo donde jugó, y la verdad es que me impresionó. Es muy raro encontrar gente de cultura que además haya sido un gran deportista. Le deseo mucha suerte.

  3. Fernando Vierna dijo:

    Mi buen amigo y compañero Carlos se une a mi editor y a mí mismo en una decisión que supongo ha sido más dolorosa para él que para nosotros dos.
    En cualquier caso, se incorpora a un «selecto» club de fundadores marchados, asociación no constituida que junto a la de fundadores inactivos, ahí están.

  4. Raúl Gómez Samperio dijo:

    Un abrazo para Carlos Bribián. Creo que esa sociedad alcanzó su máximo respeto y consideración cuando él estaba de presidente, y de eso sabemos bastante Fernando Vierna y yo. Sé muy bien que su decisión ha sido muy meditada y que afortunadamente sigue con buena salud, porque su mente funciona como un reloj. La SCE pierde a su más relevante miembro, pero el club selecto que formamos sus amigos sigue manteniéndole en un lugar de privilegio, porque siempre será nuestro presidente.

  5. Javier M. Llamazares dijo:

    Perder a un hombre como Carlos Bribián debería ser un motivo de hondísima reflexión para cualquier organización; sobre todo, si ésta lleva la palabra «escritores» en su denominación social.
    Y no sólo por la pérdida de talento, sino porque alguien de su trayectoria e inteligencia sabe muy bien lo que hace en todo momento.

  6. Gloria Tejedor dijo:

    Saludos a don Carlos desde A Coruña. Tuve la ocasión de disfrutar de una conferencia que nos ofreció aquí y me encantó su ingenio y elocuencia. No sé qué ha pasado para que abandone esa asociación, pero le mando mi sincero ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.