Gómez Samperio muestra poemas y canciones para ilustrar la historia del Racing

_13J4926El periodista y escritor, Raúl Gómez Samperio, ofreció en el Centro Gallego de Santander una original versión de la historia del Racing a base de una selección de poemas y canciones que fueron mostrados al público que llenó el salón del centro regional, abriendo de esta manera el ciclo de conferencias que organiza la Sociedad Cántabra de Escritores y que terminó con el público entonando la Fuente de Cacho.

Ilustrada por una proyección de diapositivas, Gómez Samperio introdujo comentarios para explicar cada uno de los poemas, comenzando por “El balón de fútbol”, de Gerardo Diego, que hace referencia a los Arenales de Maliaño, lugar donde jugaban al fútbol los fundadores del Racing.

Los siguientes poemas, canciones e himnos seleccionados pertenecen a autores diversos, entre los que destacan, además de Gerardo Diego, los consagrados José del Río y Rafael Alberti, además de otros más actuales como Diego Alonso, Matilde Camus, Julio Sanz Saiz y Marisa del Campo. En la charla se insistió en reconocer el protagonismo racinguista a la hora de introducir en los años veinte el popular cántico del “ra, ra, ra”, que muy pronto se extendió por toda España. También se habló del sarcasmo y la ironía de los aficionados cuando el equipo no respondió a las expectativas que había despertado, como ocurrió con la derrota en 1917 en la final del Campeonato del Norte de la Serie B que hicieron famosa la canción de “la paparda”.

En la exposición se recitaron los poemas por parte de algunos invitados. El escritor, crítico literario y articulista de ‘El Diario Montañés’, Javier Menéndez Llamazares, encargado de presentar al conferenciante, leyó la mayor parte de los poemas, mientras que la poeta Conchita Vidiella interpretó los versos de la Oda a Platko, guardameta que emocionó a Rafael Alberti en la final de la Copa del Rey de 1928, celebrada en los Campos de Sport. Según explicó Gómez Samperio, Alberti fue invitado a ver el partido por José María de Cossío, socio destacado del Racing que pocos años después sería presidente del club.

Parte de los poemas más celebrados fueron los que se inspiraron en los grandes jugadores. El laredano y famoso empresario y relaciones públicas, Óscar Gutiérrez, se encargó de recitar el “Brindis a Óscar”, el delantero racinguista más goleador de la historia que marcó el gol de la novia. Por su parte, la escritora y pionera del coaching en Cantabria, Luisa Díaz, interpetó “El portero quebrado”, dedicado a Goyo Zamoruca. También se interpretaron otros poemas dedicados a Paco Gento, Rafael Alsúa o Manolo Chinchón.

En la conferencia se mostraron las letras de canciones racinguistas que en su momento interpretaron David Bustamante, Los Carabelas o Félix Álvarez. También se aludió al himno oficial del club que en 1979 interpretara la Coral Salvé de Laredo, el oficioso del ‘Ayer te vi que subías’, el himno del centenario de ‘Rulo’ y las canciones que se agruparon en el CD Racing Calling editado en 2013.

Raúl Gómez Samperio (Santander, 1956) es miembro del Patronato de la Fundación del Real Racing Club, socio vitalicio de la Asociación de la Prensa de Cantabria, socio fundador de la Sociedad Cántabra de Escritores y miembro del Centro de Estudios Montañeses. Es autor de varias publicaciones relacionadas con la historia del deporte, especialmente del fútbol, entre las que destacan ‘Quique Setién, el jugador de fútbol’ (1996), ‘Futbolistas internacionales cántabros del siglo XX’ (1999), ‘Rayo Cantabria, vivero del Racing’ (2002), ‘Racing aunque llueve o sople sur (1913-2013)’ (2013) (junto con otros varios autores) y la trilogía histórica ‘Un siglo con el Real Racing Club’ (2013, 2014), escrito con José Manuel Holgado Muñoz y cuyo último volumen está a punto de salir.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.