Reconocimiento a María Ealo de Sa por su gestión para salvar de la destrucción al Palacio de Pronillo de Santander

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, reconoció durante la inauguración de las obras de rehabilitación del Palacio de Pronillo, la labor de la investigadora María Ealo de Sa que en 1978 salvó al edificio de su destrucción.

Cuando las grúas de una constructora estaban trabajando en el interior de este edificio, con el propósito de derribarlo y proceder a la construcción de unas viviendas, la doctora y especialista en arte, María Ealo de Sa, pudo penetrar en la zona de obras, obtener fotografías y con ellas acelerar el proceso de Declaración de Bien de Interés Cultural que se publicó en el Boletín Oficial del Estado pocos días después, el 27 de abril de 1978, gracias al entonces director de Patrimonio, Evelio Verdera Tuelles, que conocía a María Ealo por mediación de Javier Tusell.

De esta manera, la despierta actuación de Ealo de Sa salvó al edificio original (torre medieval, murallas y el conjunto monumental de la casa noble) que ahora se ha podido rehabilitar para su uso cultural, concretamente como sede de la Fundación Santander Creativa, recuperando un importante patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad.

Edificio del siglo XVI

El edificio data de mediados del siglo XVI, cuando Santander disfrutaba de un importante crecimiento urbano por el auge de su puerto y la mejora de sus comunicaciones con la meseta. Fue cuando el patriarca de la familia  de los Riva-Herrera, Fernando, supervisor de la construcción de los buques de guerra de la Corona, decidió mejorar la torre medieval y construir un palacio más acorde con su condición. De esta manera la torre se remodeló abriendo ventanales, añadiendo motivos heráldicos y remates en la cornisa. También se adosó un cuerpo horizontal de dos pisos, con fachada abierta mediante un pórtico de dos arcos que da acceso al zaguán y que se divide con una columna central decorada con un capitel corintio. La zona norte de este añadido la ocupaba una pequeña capilla cubierta por una bóveda de crucería de arcos apuntados, apoyados sobre ménsulas y con motivos heráldicos en sus claves. De la misma época se conserva una portalada, con un magnífico escudo de los Riva-Herrera y Alvarado en el exterior, y un original reloj de sol en su fachada interior. El conjunto se completaba con una cerca defensiva, un patio de armas y algunas edificaciones secundarias hoy desaparecidas.

La familia Riva Herrera

Los Riva Herrera fueron claves en la introducción del Renacimiento y el Clasicismo en Santander, con otras obras arquitectónicas como la capilla funeraria del Rosario en lo que hoy es la Catedral, o el convento de monjas Clarisas de Santa Cruz de Monte Calvario, que hoy es la actual Biblioteca Central.

El Palacio de Pronillo también fue testigo de momentos históricos importantes, siendo residencia del jefe de mando de las tropas francesas napoleónicas en la Guerra de la Independencia. Durante los conflictos carlistas, se construyó junto al complejo de Pronillo una puerta fortificada que formaba parte de una cortina de fuertes y fosos de trinchera que protegían la península de Santander.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reconocimiento a María Ealo de Sa por su gestión para salvar de la destrucción al Palacio de Pronillo de Santander

  1. mª josé cuesta dijo:

    Mª Ealo de Sa,siempre fué y es, el trabajo bien hecho y discreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *