Aguirre, Adolfo de

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1832-1895
  • Procedencia
    Santander

Adolfo de Aguirre y Bengoa nació el 26 de febrero de 1832 en Santander donde cursó sus primeros estudios. Es uno de los poetas que protagonizan el denominado “Renacimiento montañés” de la segunda mitad del siglo XIX. Hijo de padre santanderino y madre bilbaína, siendo niño su familia se trasladó a Bilbao, donde viviría hasta su marcha a Madrid para estudiar Derecho. En la capital conoció al que sería su íntimo amigo Amós de Escalante, con quien redactaba un periódico “El Precursor”. Su vida se desarrollaría siempre en Bilbao donde ejerció como abogado, pero sus viajes a Madrid y Santander eran frecuentes, por lo que sus trabajos aparecían en los periódicos de estas ciudades. Algunos de esos trabajos fueron recogidos después en «Excursiones y recuerdos» (1871). Se casó con una cántabra, Amelia Bustamante, en 1875, y desde entonces pasaba los veranos en Santander o en la casa de Quijas.

Su vieja amistad con Amós de Escalante le facilitó otras amistades de escritores cántabros: Enrique Menéndez Pelayo y José María Quintanilla, principalmente. En 1890 colaboró en el libro De Cantabria con “El Canto del Dalle”. Compartía su amor a Cantabria con el que sentía por las tierras vascas. De él dijo José María de Quintanilla (“Pedro Sánchez”), nuestro primer regionalista, que era un “Hijo ilustre de Santander”. Colaboró en el periódico La Tertulia, Además del libro citado anteriormente, apareció póstumamente una recopilación de poesías, «Del Pagazarri al Nervión» (1903), dedicadas a la tierra vasca, pero escritas casi todas en Cantabria. Había publicado también un folleto en 1891, «Pasando el río», prologado por Marcos Jiménez de la España.

Murió en Bilbao en 1895.