Arenal, Concepción

Foto de Arenal, Concepción
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1820-1893
  • Procedencia
    El Ferrol (La Coruña)

Aunque nació en la localidad coruñesa del Ferrol el 30 de enero de 1820, esta gran penalista estuvo muy ligada a Cantabria por medio de Liébana, ya que fue el lugar de nacimiento de su padre, Ángel Arenal y Cuesta, acudiendo a menudo a la casa paterna de Armaño.

Concepción Arenal no sólo abrió las puertas a las mujeres a la vida social y laboral, sino que se constituyó en una experta en derecho penitenciario y medicina hospitalaria a nivel internacional, creando varias organizaciones de ayuda humanitaria. Su padre fue un liberal constitucionalista, secretario político del Gobierno Superior de la Provincia de Galicia, que fue perseguido por el régimen absolutista y, tras pasar una temporada en prisión, falleció en el exilio. Se traslada junto a su madre a la localidad lebaniega de Armaño, hasta que finalmente en 1834 viaja a Madrid para estudiar en un colegio femenino. Al finalizar su educación, la joven decidió ingresar como oyente en las clases de Derecho a las que asistía vestida de hombre. También frecuentó los círculos literarios y políticos. Llegó a ser una de las mujeres españolas más destacadas del siglo XIX. Arenal luchó a favor de las reformas penitenciarias y de actividades de beneficencia. Concepción Arenal, muy cercana al krausismo, trabajó junto a Fernando de Castro en la fundación del Ateneo Artístico y Literario de Señoras en 1869, que fue el precedente de iniciativas posteriores en pro de la instrucción de la mujer. Como penalista, participaba de la línea de pensamiento de Pedro Dorado Montero, reformador del Derecho penal de la época, que proponía una orientación educativa y no represiva, que reformara al delincuente en lugar de castigarle. Autora de diversos libros, entre los que destacan «Beneficencia, filantropía y caridad» (1861), «Estudios penitenciarios (1877) y «La mujer del porvenir» (1884). Murió en Vigo el 4 de febrero de 1893 tras una larga enfermedad.