Argumosa y Valdés, Germán de

Foto de Argumosa y Valdés, Germán de
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1921-2007
  • Procedencia
    Torrelavega

Germán de Argumosa y Valdés nació en Torrelavega el 20 de octubre de 1921, procedente de una familia de notables juristas, médicos y militares, entre ellos el doctor Diego de Argumosa y Obregón, el abogado Wenceslao de Argumosa Bourke, el capitán del navío ‘Monarca’, Teodoro de Argumosa Bourke, que combatió en la famosa batalla de Trafalgar o el general Francisco de Valdés Azziola.

Según los datos que nos proporciona Pilar Ramiro, Germán de Argumosa fue un asiduo conferenciante, articulista, escritor e investigador, considerado como el introductor de la Parapsicología en España.

Mintiendo sobre su verdadera edad, con sólo 14 años se alistó voluntario como requeté, participando en la guerra del 36, siendo herido en la batalla del Ebro. Sin embargo fue un destacado crítico del régimen franquista. En los años cuarenta, su posicionamiento a favor de los aliados en la II Guerra Mundial, le supuso una privación de libertad. Debido a la defensa de la Monarquía, fue condenado a muerte al intentar dirigir la toma de Torrelavega que llegó a realizar durante 24 horas sin el uso de armas, en una frustrada acción nacional de afirmación monárquica que tuvo lugar el 6 de enero de 1945. La intervención de varios generales salvaría su vida. Años más tarde, fue nuevamente detenido acusado de complot contra la seguridad del Estado, al formar parte de lo que se llamó “proceso de los intelectuales de Madrid”, siendo encerrado en la prisión de Carabanchel, donde coincidió en 1957 con otros presos políticos como Dionisio Ridruejo, Raúl Morodo y Enrique Tierno Galván. Ese mismo año fue vicepresidente de la Unión Funcional Europea que estaba presidida por Tierno Galván.

Su amistad con Tierno Galván le abrió las puertas para publicar en el Boletín Informativo del Seminario de Derecho Político, que Tierno dirigía siendo catedrático en la Universidad de Salamanca, y en donde comenzó a incluir referencias sobre los fenómenos paranormales.

Hermano del poeta e historiador de la poesía, Miguel Ángel de Argumosa, sus intereses literarios le llevaron asimismo a prologar y anotar la edición de Obras Completas de Miguel de Cervantes (a excepción del Quijote) publicada por la editorial Juventud. En la revista Piedralaves, una de las varias fundadas por el mencionado poeta, se incluyen textos Germán de Argumosa aparecidos entre 1957 y 1961, entre otros, los que dedicó a la poesía de Miguel de Unamuno y a ciertas ideas filosóficas de Antonio Machado.

Además de publicar numerosos artículos en diarios y revistas, De Argumosa impartió cursos de parapsicología, hipnología, filosofía y teología, que prolongaban su larga trayectoria como escritor y conferenciante de amplia temática que incluyó también cuestiones científico-naturales, psicológicas, sociológicas, políticas y artísticas.

A partir de 1998 De Argumosa rehusó con firmeza toda actividad pública, en aras de una deseada vida de interiorización que le permitiera continuar y recapitular sus reflexiones. Dejó un voluminoso legado de escritos cuya edición está siendo preparada.

De Argumosa divulgó entre el público español la existencia y los trabajos realizados sobre Parapsicología, cuyos antecedentes contemporáneos, muchos de ellos de primeras figuras científicas y filosóficas, se remontan a la segunda mitad del siglo XIX. El estudio de dichos fenómenos, hasta entonces minoritario, empezó a ser conocido por el gran público a partir de la conferencia «Extrañas voces de origen desconocido», pronunciada por De Argumosa en Madrid el 10 de noviembre de 1971.
De Argumosa se hizo mayoritariamente conocido a raíz de su investigación del caso de las popularmente llamadas caras de Bélmez, fenómeno ocurrido en Bélmez de la Moraleda (Jaén).

Entre sus publicaciones destacan varios prólogos dedicados a las obras ‘La pobreza a examen’, de J. Cordat (1972), ‘En los confines de la Parapsicología’, de J. Roca Muntañola (1975), ‘Parapsicología. Resultados y problemática’, de H. Bender (1976), ‘Nuestro sexto sentido’, de H. Bender (1976), Radiestesia psíquica, de Bernabé de Pilón (1976) y ‘La mecánica del éter’, de J. Serrano Camarasa (1982). También escribió un buen número de artículos en revistas como ‘Armas y Letras’, ‘Boletín Informativo del Seminario de Derecho Político’ de la Universidad de Salamanca, ‘Piedralaves’, ‘En torno al Concilio’, ‘Centro cubano de España. Boletín informativo’, ‘Futuro presente’ y otras publicaciones extranjeras.

Nombrado «Personalidad Montañesa del año 1977» por el Ateneo de Santander, ha recibido varias distinciones y premios. También ha sido fundador y director del Instituto Internacional de Investigaciones Parapsicobiofísicas de Madrid, presidente de la Asociación Española de Investigaciones Parapsicológicas de Barcelona, miembro de honor del Instituto de Investigaciones Psicológicas y Religiosas de Tokio, miembro de honor de la Sociedad Internacional de Parapsicología «Imago Mundi» de Austria, miembro del Comité Consultivo de Extranjeros de la Asociación Italiana Científica de Metapsíquica y miembro de honor del Consejo Asesor del Instituto Venezolano de Parapsicología.

Murió en Madrid el 3 de noviembre de 2007.