Cáceres y Torres, Francisco de

Foto de Cáceres y Torres, Francisco de
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1911-1983
  • Procedencia
    Segovia

Nació en Segovia en el seno de una familia acomodada y defensora de la monarquía, siendo su tío el marqués de Lozoya.

Estudió derecho, logrando la licenciatura en la Universidad Central. También fue alumno de la Escuela de Periodismo de ‘El Debate’ y trabajó como redactor en el periódico donostiarra ‘El Diario Vasco’ y luego como director en el periódico ‘Región’, de Oviedo, entre 1935 y 1937.

Tras la guerra civil, donde combatió como alférez de artillería, se trasladaría a Santander, donde fue director de ‘Alerta’ desde 1939, convirtiendo a este diario en el de mayor difusión regional y uno de los más rentables de la Cadena de Prensa del Movimiento. Se mantuvo en este periódico cuarenta años, hasta su nombramiento como inspector de Medios de Comunicación Social del Estado en 1979. En su etapa, el periódico se convirtió en un motor de la sociedad santanderina con la organización de actividades culturales del Salón Alerta, la organización del torneo futbolístico de Los Barrios para jugadores infantiles y la celebración del Trofeo Alerta al mejor deportista montañés del año, entre otras actividades. También en esta etapa sería presidente de la Asociación de la Prensa de Cantabria entre 1944 y 1955.

Afiliado a FET-JONS, desempeñó varios cargos en la Diputación Provincial de Santander desde 1942 en que fue diputado, llegando a ser vicepresidente en 1947. También fue delegado provincial de Prensa, Propaganda y Radio, consejero provincial del Movimiento y en el apartado sindical, vicesecretario provincial de Ordenación Social.

Recibió numerosas condecoraciones y honores, como las Encomiendas al Mérito Civil de Isabel la Católica y la de Cisneros, el Premio Nacional de Periodismo ‘Jaime Balmes’ al mejor director (1963), el nombramiento de Personalidad Montañesa del Año por el Ateneo (1973), el título de Periodista de Honor (1976) y el título de Hijo Adoptivo de la Provincia de Santander, otorgado por la Diputación Provincial.

Tras jubilarse en 1981, fundó y dirigió en París la delegación de una agencia internacional de imagen y relaciones públicas. Volvería a Santander, donde ocupó la presidencia del Patronato de la Casa de la Caridad, falleciendo en la capital cántabra en 1983.