Ciria y Escalante, José de

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1903-1924
  • Procedencia
    Santander

José de Ciria y Escalante nació en Santander en 1903. Tras estudiar el bachillerato en su ciudad natal, donde comenzó a colaborar en la prensa local, concretamente en «La Atalaya», se desplazó a Madrid, donde comenzó la carrera de Letras, mientras hacía por libre la de Derecho en Oviedo. Se relacionó con los miembros de la generación del 27 y fundó, junto con Guillermo de la Torre, la revista «Reflector» , que nace y muere en su primer número.

Su labor literaria en revistas y periódicos fue escasa. El tifus lo mató en poco más de una semana, muriendo en plena juventud el 11 de junio de 1924.

Su poesía fue recopilada por sus amigos en la colección Poemas (1924).

Gerardo Diego le escribió una elegía que finaliza con estos versos: “Con cuidado y presura, / corto el paso avanzaba / como quien llega tarde y va de prisa / y el paso estrecho apura, / porque el día se acaba, / y hacia un fin sin sospecha urgente pisa. / Y la urgencia es precisa / porque la vida es corta / y llegar pronto y bien es lo que importa”.

Su gran amigo Federico García Lorca también le dedicaría este poema:

«¡Quién dirá que te vio, y en qué momento?
¡Qué dolor de penumbra iluminada!
Dos voces suenan: el reloj y el viento,
mientras flota sin ti la madrugada.

Un delirio de nardo ceniciento
invade tu cabeza delicada.
¡Hombre! ¡Pasión! ¡Dolor de luz! Memento.
Vuelve hecho luna y corazón de nada.

Vuelve hecho luna: con mi propia mano
lanzaré tu manzana sobre el río
turbio de rojos peces de verano.

Y tú, arriba, en lo alto, verde y frío,
¡olvídate! y olvida al mundo vano,
delicado Giocondo, amigo mío.»