Cubría Sáinz, Francisco

Foto de Cubría Sáinz, Francisco
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1900-1968
  • Procedencia
    Pámanes

Escritor costumbrista y abogado, Francisco Cubría nació en la localidad trasmerana de Pámanes el día 13 de abril de 1900 y falleció el 3 de abril de 1968.

Desde muy joven se inició en la tarea de colaborar en los medios de comunicación de la época, cuando Santander, en los alois veinte, contaba con un surtido periodístico de gran riqueza, puesto que, en un momento determinado, llegaron a coexistir seis rotativos diarios. En las páginas de ‘La Atalaya’, y después en su heredera ‘La Voz de Cantabria’, ambos dirigidos por José del Río, frecuentó Cubría la comunicación con sus lectores, siendo entonces uno de sus temas favoritos el comentario cinematográfico.

Pero, sin duda, fue la observación de los comportamientos populares, y más en concreto de los personajes procedentes de las comarcas próximas al lugar donde transcurriera su infancia, lo que le indujo a plasmar las historias de esta parte de Trasmiera en las páginas de los periódicos, antes de decidirse a dar sus textos a la imprenta. En 1934 publicó ‘El pleito de la perra gorda’, cuya difusión le proporcionará gran popularidad. Seguirá al año siguiente ‘Juana y Nel’, la novela preferida del autor. En plena guerra civil, Cubría concibe un personaje denominado Nardo el de Somonte, cuyas andanzas narrará en artículos publicados en ‘El Diario Montañés’, y que luego serán recopilados en una serie de libros novelados. En estos escritos, la socarronería y cuquería de los trasmeranos del interior quedarán bien patentes en el discurrir de unas historias sacadas tanto de la tradición oral en sus andanzas por los montes y valles de la región, como a través de su experiencia como procurador, profesión a la que se dedicó después de estudiar la carrera de Derecho.

Fruto de su curiosidad histórica fue la novela ‘La maravillosa doña Ana de Humanes’ (Barcelona, 1942), ensayo de corte policiaco sobre un personaje del siglo XVII, aunque rápidamente volvió a la fuente costumbrista al escribir ‘La verdad prohibida’, novela ambientada en el ambiente raqueril de la ciudad santanderina.

Además de cultivar el ensayo y la novela histórica siguiendo la vertiente costumbrista. pero centrado en aspectos de la historia local, publicó la novela santanderina ‘El tesoro’ (1952), después de haber probado fortuna en la escena con el estreno en el Teatro Pereda de la obra ‘Un hijo en la mano’ (1950), que dos años después fue impresa.

También escribió un cuento titulado ‘El encargo’, ambientado en los valles pasiegos, publicado en el libro ’25 cuentos de pasiegos’ editado por Librucos, de Ramón Villegas, en abril de 2014.

Al fallecer, en 1968, dejó una importante producción literaria y una colección de medio millar de artículos publicados en la prensa diaria, además de una obra inédita (teatro y poesía).

Antes de la guerra civil, Francisco Cubría fundó las Ediciones Literarias Montañesas. Desde 1939 hasta 1960 fue presidente del Ateneo de Santander.