Echavarría y Sarraoa, Javier

Foto de Echavarría y Sarraoa, Javier
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1850-1898
  • Procedencia
    Castro Urdiales

Nació en la calle de la Plazuela de Castro Urdiales el 3 de diciembre de 1850, siendo bautizado al día siguiente en la la iglesia gótica de Santa María con los nombres de Román Francisco Javier.

Desde joven sintió la vocación eclesiástica e incluso cursó estudios en el seminario de Corbán de Santander, pero cuando estuvo a punto de ordenarse decidió seguir la carrera de Derecho.

Abogado y periodista, tuvo una amplia dedicación política representando a la provincia de Santander como diputado provincial por el distrito de Castro-Laredo entre enero de 1883 y octubre de 1896.

En el bienio 1883 y 1884 fue diputado secretario y miembro de la Comisión Permanente de Fomento de la Corporación Provincial. En 1891 fue designado vocal del tribunal de los Contenciosos, nombrado por la Diputación Provincial.

En 1889, Echavarría renunció al cargo en la Diputación Provincial al mostrar su disconformidad, junto con otros diputados, por la Real Orden que concedía a La Coruña la escala de vapores correos en época de cuarentena, perjudicando de esta manera a Santander. Su renuncia fue un apoyo a la población santanderina que se había amotinado y asaltado los locales de la Diputación después de conocer la medida adoptada por el Gobierno de la nación.

Publicó innumerables artículos periodísticos en la prensa regional sobre diversos temas. Cabe señalar su obra titulada ‘Recuerdos históricos castreños’, trabajo publicado por entregas en el semanario progresista de Castro Urdiales ‘Fray Verás’, y que se imprimió como libro en 1899, un año después de su muerte. Esta obra sería reeditada en 1973 y en 1994 por el Ayuntamiento de Castro. También escribió el artículo dedicado a Castro Urdiales publicado en ‘De Cantabria’ (1890).

Falleció en Castro Urdiales el 9 de agosto de 1898.

En 1910, siendo alcalde de Castro, Timoteo Ibarra, se abrió una calle con su nombre en la ciudad y se realizó un homenaje a su figura que posteriormente se publicó con el título ‘Homenaje artístico-literario rendido por la ciudad de Castro Urdiales a la memoria de su preclaro cronista D. Javier Echavarría y Sarraoa’, con discurso del párroco de Otañes (Castro Urdiales), Manuel Martínez de Caso-López.

Cien años después, el 29 de abril de 2010, siendo alcalde de Castro, Fernando Muguruza, el Ayuntamiento colocó una placa recordando al autor de ‘Recuerdos históricos castreños’.