Fernández de Henestrosa, Mariano

Foto de Fernández de Henestrosa, Mariano
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1858-1919
  • Procedencia
    Madrid

Mariano Fernández de Henestrosa y Ortiz de Mioño nació en Madrid el 2 de noviembre de 1858. De familia noble, fue el tercer hijo de Ignacio Fernández de Henestrosa y Santisteban, noveno conde de Moriana del Río y de María Rafaela Ortiz de Mioño y Urra, octava marquesa de Cilleruelo, tercera condesa de Estradas y dama de la Real Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa.

Sus padres residieron en la localidad cántabra de Las Fraguas, donde se hallaba su famoso palacio solariego, descrito por el poeta santanderino Amós de Escalante. Heredó el Condado de Estradas por ser el segundo varón hijo del matrimonio y consiguió los derechos sucesorios del antiguo Principado de Santo Mauro de Nápoles, elevándolo como memorial a la Corona Española para que se le concediera la sucesión del título, lo que ocasionó que se le nombrara primer duque de Santo Mauro por Real Decreto publicado en 1890.

Durante algunos años ejerció como embajador, desempeñando misiones diplomáticas en el Imperio de Annam, Japón, EEUU e Italia, lo que le permitió escribir el libro ‘Un tratado con Imperio de Annam. Cartas a mi familia’, lujosamente editado y con una limitación de ejemplares.

Mariano Fernández de Henestrosa y Ortiz de Mioño dedicó gran parte de su vida a la política. Fue senador vitalicio y vicepresidente del Senado. También fue diputado en las Cortes, gentilhombre de Cámara del Rey y alcalde de Madrid (1900 y 1901), en cuyo mandato mejoró el pavimento de la Puerta del Sol.

Su amor y vinculación con Cantabria influyó para que colaborara en la construcción del Palacio de la Magdalena y del Hotel Real de Santander.

También fue Caballero de la Real Maestranza de Sevilla, Collar y Gran Cruz de la Orden de Carlos III, Gran Cruz de la Legión de Honor de Francia, Gran Cruz de la Real Orden Victoriana del Reino Unido y Mayordomo y Caballerizo Mayor de la Reina.

Falleció en Madrid el 6 de febrero de 1919, a la edad de 60 años.