Gómez Peláez, Fernando

Foto de Gómez Peláez, Fernando
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1915-1995
  • Procedencia
    Torrelavega

Fernando Gómez Peláez nació en Torrelavega el 22 de febrero de 1915. Hijo de modestos comerciantes, comenzó escribiendo en la prensa cántabra, sobre todo en ‘La Región’, con un espíritu comprometido y bastante combativo, de tal manera que se enfrentó con sectores tradicionales de la sociedad cántabra del momento. Muy vinculado a los movimientos obreros, perteneció a la UGT, militó en la ‘Vanguardia Federal’ y fue secretario general del Ateneo Obrero de Torrelavega, ingresando posteriormente en la CNT.

Ejercería en 1936 como corresponsal de guerra en el frente de Burgos y llegaría a sargento durante su actividad en la guerra civil.

Ya en la posguerra, exiliado en Francia, dirigió entre 1946 y 1954 el seminario ‘Solidaridad Obrera’, además de su colección de libros, folletos y el suplemento mensual de carácter literario. En 1954 comenzó a trabajar como corrector en la editorial Larousse. En diciembre de 1957 comenzó a editar la efímera revista mensual ‘Atalaya’, que provocó la irritación del Secretariado Intercontinental (SI), máximo órgano de la CNT de España en el exilio, que bloqueó su aparición después de siete números. Gómez Peláez viviría los problemas de fragmentación del anarcosindicalismo y en mayo de 1970 un grupo de disidentes editaron ‘Frente Libertario’, encargando su dirección a Gómez Peláez. Cuando salió el primer número, en julio de 1970, ya había sido expulsado de la CNT. El archivo de Fernando Gómez Peláez constituye uno de los fondos documentales más importantes del exilio libertario español, fuente fundamental para el conocimiento del anarcosindicalismo de posguerra.

Entre julio de 1977 y octubre de 1982 dirigió el bimensual ‘Confrontaciones’, boletín interno de las Agrupaciones Confederales y Afinidades Libertarias en el exterior. Colaboró en varias revistas, como ‘Interrogations’, ‘Cuadernos de Ruedo Ibérico’, ‘El Luchador’, ‘Tierra y Libertad’.

Durante la primavera de 1976, acompañado de su hijo Freddy, también militante libertario, regresó a España. Ya jubilado vivió a caballo entre París y Santander. A mediados de los años ochenta, el Ayuntamiento de Torrelavega le propuso redactar sus recuerdos de juventud. Afectado por los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer, escribió ‘Aquellos años, Torrelavega. Vivencias, recuerdos y desilusiones de un libertario torrelaveguense’, que finalmente no se publicaría. También había publicado ‘Leyenda y realidad’ (1961) y ‘Santiago Carrillo huevo l’histoire falsifiée’ (1977).

Fernando Gómez Peláez murió el 15 de julio de 1995 en Fontainebleau (Francia).