González Sánchez, Iberia

Foto de González Sánchez, Iberia
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1968-2010
  • Procedencia
    México

Iberia González Sánchez fue diseñadora, ilustradora autora y coleccionista de cuentos. También fue una de las introductoras del ‘Coaching’ en Cantabria.

Licenciada en Diseño Gráfico, por la Universidad Simón Bolívar (título homologado es España como licenciada en Bellas Artes), realizó la maestría de Creatividad para el Diseño en la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes, obteniendo mención honorífica por su tesis: “Cuento Ilustrado Abierto. La interpretación del cuento ilustrado, desde la experiencia creativa del lector”.

Aunque nacida en México, su familia es de origen cántabro y fue doctoranda del programa Pensamiento, Lengua y Cultura del departamento de Filología de la Universidad de Cantabria, en cuya universidad consiguió el primer premio de Emprendedores por su proyecto empresarial: “Camino abierto, creatividad”.

Socia fundadora de la Editorial Camino Abierto Diseño y Ediciones, creó la colección de Cuentos Infantiles para Gente Mayor, siendo autora de los cuentos “Monstruos Comeamor” y “Dios sinónimo Universo”, ambas publicaciones editadas en México.

Emprendedora y profesional independiente desde los 17 años, se dedicó al diseño gráfico y al desarrollo de la creatividad desde 1985, actividades que combinó con su labor como catedrática universitaria durante más de 16 años, especializada en Semiótica, e impartiendo la docencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad del Nuevo Mundo, la Universidad Tecnológica de México y la Universidad Anáhuac, en las carreras de Diseño Gráfico y Comunicación.

Entrenada y Capacitada en “coaching” desde 2001 por la ASESCO (Asociación Española de “Coaching”) y “The Internacional School of Coaching” (TISOC), líder en formación en “Coaching” en español y centro oficial de “CoachVille Internacional”.

También fue miembro de AMEC (Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria).

Falleció en México en 2010, a la edad de 42 años, víctima de cáncer.