Herrera Oria, Enrique

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1885-1951
  • Procedencia
    Santander

Enrique Herrera Oria nació en Santander el 15 de julio de 1885. Tras acabar el bachillerato ingresó en 1902 como novicio de la Compañía de Jesús en Loyola (Vizcaya), ordenándose sacerdote en 1916 tras perfeccionar las lenguas clásicas, estudiar filosofía, teología y dedicarse a la docencia.

Inclinado a los estudios históricos, comenzó a escribir durante su etapa de docente en Valladolid, publicando «¿Son auténticas las cadenas de las Navas de la Colegiata de Tudela?» en «Razón y fe» (1912), publicación donde continuaría colaborando. Es autor de «Oña y su Real Monasterio, hoy Colegio de Padres Jesuitas, según la descripción inédita del monje de Oña, fray Íñigo de Barreda» (1918); «La Real Fábrica de Tejidos de algodón estampado de Ávila y la reorganización de esta industria en el siglo XVIII» (1923); «Moros y cristianos, o historia popular de la Reconquista de España» (1927); «Vida popular de San Luis Gonzaga» (1927) y «Vida de San Francisco Javier» (1927).

Otros de sus trabajos que vieron la luz en «Razón y fe» fueron «Felipe II y el marqués de Santa Cruz en la empresa de Inglaterra» (1927), «Felipe II gobernante» (1927) o «La Armada Invencible» (1930).

Enrique Herrera Oria también sobresalió por su labor educadora. Fue colaborador asiduo de la revista «Atenas» y publicó varias obras orientadas a la enseñanza, como «La enseñanza de la Historia en el bachillerato» (1927), «Buscando un ideal» (1929), «Cómo educa Inglaterra» (1930), «Cómo educa Suiza» (1943), «Historia de la educación española desde el Renacimiento (1943), «Norteamérica al día» (1947) y «¿Sabe educar España?» (1947).

En «Razón y fe» publicaría, entre otros, los siguientes trabajos relacionados con la Educación: «El concepto de la futura Universidad española, según los debates de la Asamblea» (1928), «Orientaciones de los estudios secundarios en Italia» (1928), «El congreso internacional de estudios secundarios en Bucarest» (1928), «La segunda enseñanza en Francia» (1929), «Actividad del Ministerio de Instrucción de Rumanía en la reforma de la segunda enseñanza» (1929), «La Universidad Católica de Milán» (1929), «Los primeros colegios universitarios de Oxford» (1930), «El Colegio Universitario de Cristo, en Cambridge» (1930), «La asamblea de catedráticos de instituto» (1930), «El primer Congreso Internacional de Enseñanza Libre» (1930), «La reforma de la educación media en España» (1938), y «Universidades en la España Imperial» (1938).

Trasladado a Argentina, en este país proyectó la que sería Universidad Católica, y en Buenos Aires sería profesor de Pedagogía en los Seminarios Catequísticos.

Murió en Buenos Aires el 10 de julio de 1951.