Laviada González, Roberto

Foto de Laviada González, Roberto
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1956-2018
  • Procedencia
    Santander

Roberto Laviada González nació en Santander el 22 de noviembre de 1956.

Estudió en el colegio de los salesianos de su ciudad natal, en la calle General Dávila, y posteriormente realizó la carrera de Empresariales en la Universidad de Cantabria.

Cuando acabó la carrera decidió presentarse a las oposiciones de la Caja de Ahorros de Santander y Cantabria (Caja Cantabria), que aprobaría y en donde sería responsable de la Coordinación de Oficinas y Jefe de Redes.

Su faceta literaria estuvo marcada por su enorme sensibilidad y humildad que esparció entre sus amigos de la Tertulia de los Miércoles durante una década, reuniéndose en Bodega La Montaña, El Limonar de Soano, Valenciaga o la Taberna de Madrid. Allí departió con poetas, escritores, filólogos, académicos, pintores, cineastas, fotógrafos, cantantes y actores. La cercanía y empatía con los poetas también le invitarían a formar parte del grupo de la Sirena del Pisueña, con Ángel Sopeña, Luis Malo, Francisco Jimeno, Julio Maruri, Carlos Villar Flor o Miguel Ibáñez y el de Otras Voces, con María Isabel Vallejo, Gonzalo Hernández Ovejero, José Díez-De Miguel, Ramón M. García Abalde y Luciano González Sarmiento, entre otros.

Aunque escribió muchos poemas, sólo publicó el libro, ‘Espumas y puñales’ (2008), donde se calma el deseo de Roberto por expresar su amor por la vida con versos que reflejan emociones vividas que como él mismo decía, estaban “posadas largo tiempo en el desván de mi sentir y otras en el vuestro”.

Falleció poco después de prejubilarse. En los últimos años de su vida sufrió la muerte de su pareja, Ana Ayuso, profesora del colegio de los Escolapios de Santander con quien tras diez años de convivencia decidió casarse en 2016. Tras la muerte de su esposa le detectaron el tumor que finalmente acabaría con su vida el 11 de febrero de 2018, cuando tenía 61 años de edad.

Tras su muerte, cinco escritores publicaron en El Diario Montañés una dedicatoria con el título “Roberto Laviada: desde la última vuelta del camino”, firmada por Fernando Gomarín, Cruz, Ángel Sopeña, Philippine González-Camino y Francisco Jimeno, y en donde realizaron un emotivo esbozo de su trayectoria humana y literaria.