Maruri Movellán, Julio

Foto de Maruri Movellán, Julio
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1920-2018
  • Procedencia
    Santander

Julio Maruri Movellán nació en Santander el 16 de julio de 1920. Se crió en el entorno de la calle del Sol santanderina y tras la guerra civil el servicio militar le llevó a Madrid, donde frecuentaba las tertulias del Café Gijón. De regreso a Cantabria fue uno de los principales miembros del grupo Proel, junto con sus amigos Pepe Hierro, José Luis Hidalgo y Manuel Arce. Su primer libro llevó el título de ‘Las aves y los niños’ (1945), un canto a la infancia perdida al que siguieron ´Los años’ (1947) que obtuvo un accésit del premio entonces más importante de la poesía española, el Adonáis. Un año después comienza a exponer sus pinturas en el salón del diario ‘Alerta’ de Santander (1948) y en 1951 decidió tomar el hábito carmelita bajo el nombre de Fray Casto del Niño Jesús, continuando su afición a la pintura y exponiendo en varias galerías nacionales. En 1957, su obra poética sería galardonada con el Premio Nacional de Literatura. También escribió ‘Unos poemas’ (1959).

Dejó de ser carmelita y tras la restauración de un monasterio en Bélgica vivió en este país y posteriormente se trasladó a París, donde realizó varias exposiciones. Siguió escribiendo poesía publicando ‘Como animal muy limpio’ (1990) y ‘Tendiendo al añil las manos’ (1992), aunque su poesía ya fue de menos calidad y bastante criticada.

En 1993 se publicó una amplia antología de su obra, ‘Algo canta sin mí. Poesía: 1944-1992’ (1993), seguido de ‘Artículos perdidos’ (1995). Tras su regreso a Cantabria, en 2010, en una edición especial, se publicó su libro de prosas líricas autobiográficas: ‘De un Santander perdido’.

Su puesta en valor como autor se llevó a cabo cuando en 2014 la editorial Visor publicó la ‘Antología Poética de Julio Maruri’, en edición de los poetas Juan Antonio González Fuentes y Lorenzo Oliván.

Maruri falleció en la residencia de ancianos de Cueto (Santander) el 30 de agosto de 2018, cuando tenía 98 años. Poco antes fue reconocido con la Estela de Oro de las Letras de Cantabria.