Sainz Rodríguez, Pedro

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1898-1986
  • Procedencia
    Madrid

Pedro Sainz Rodríguez nació en Madrid en 1898, aunque con lazos montañeses por parte de su madre que era de Viveda (Santillana del Mar).

Después de estudiar Derecho y Filosofía y Letras, obtuvo por oposición la cátedra de Literatura Española en la Universidad de Oviedo (1920) y más tarde la de Bibliografía en la Universidad de Madrid (1924). Ganador en 1927 del Premio Nacional de Literatura, fue miembro de la Real Academia Española y de la Real Academia de la Historia, y también llegó a ser ministro de Educación Nacional en el primer gobierno de Franco (1938).

Su fama como politico comenzó después de manifestar su oposición a diversas medidas de la Dictadura de Primo de Rivera. En 1931 se presentó a las Elecciones a las Cortes Constituyentes como candidato derechista por Santander, dentro de la denominada Candidatura Regional Independiente, obteniendo el escaño y manteniéndolo en las elecciones de 1933 y 1936 dentro de ARI-Renovación Española.

Muy unido a Calvo Sotelo, fue uno de los impulsores a finales de 1934 del Bloque Nacional. Durante la Guerra fue enlace de los militares nacionales y enviado a Roma por el general Mola para convencer a Mussolini de que sus aviones de transporte prestaran ayuda a Franco.

Ministro de Educación Nacional en el primer gobierno franquista, desarrolló su función organizando la política cultural y educativa de acuerdo con el régimen, los postulados católicos más ortodoxos y el humanismo de Menéndez Pelayo.
Disconforme de cómo fue avanzando el régimen de Franco y su Dictadura, dimitió de su cargo y se exilió a Portugal (1941-1969), convirtiéndose en consejero del pretendiente al trono, D. Juan de Borbón.

Como erudito e investigador desarrolló una amplia labor en la historia de la literatura, la bibliografía, la crítica literaria y el estudio de Marcelino Menéndez Pelayo, al que siempre consideró como maestro.

Sus obras más conocidas son «D. Bartomé Gallardo y la crítica literaria de su tiempo» (1921), «Introducción a la historia de la literatura mística en España» (1927), que le valió el Premio Nacional de Literatura, «La mística española» (1956), «Espiritualidad española» (1961), «Evolución de las ideas sobre la decadencia española y otros estudios de crítica literaria» (1962), su libro de memorias «Testimonio y recuerdos» (1978), «Visión de España» (1986) y otros como «Bibliografía de Bibliografías» y «La patria y región según Menéndez Pelayo».

En 1969 regresó a España tras el exilio portugués, y pudo hacer efectivo su ingreso en la Real Academia Española (1979), del que era miembro desde 1938, y en la Real Academia de la Historia (1985), de la que formaba parte desde 1940. Murió en Madrid en 1986.