Soriano, Elena

Foto de Soriano, Elena
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1917-1996
  • Procedencia
    Fuentidueña del Tajo (Madrid)

Elena Soriano Jara nació el 4 de febrero de 1917 en la localidad madrileña de Fuentidueña del Tajo (Madrid). Hija de padres andaluces, vivió su infancia entre Andalucía y Castilla y años después entablaría contacto con Cantabria gracias a sus veraneos en Suances, ayuntamiento cántabro que erigió una gran estela de piedra, frente al mar, en recuerdo de la escritora que se inspiró en este pueblo marinero para escribir «La playa de los locos» (1955).

Su facilidad para escribir ya se mostró cuando tenía diez años, y a los catorce publicó algunos artículos en revistas de provincias. Tras finalizar la carrera de Magisterio en 1935, comenzó a estudiar Filosofía y Letras, pero no pudo terminarlos debido a su ideología de izquierdas.

En 1955 publicó «La playa de los locos», y la censura la prohíbe, aunque la distribución permitió que algunas copias llegaran a los críticos. Ese mismo año también escribiría el resto de los relatos que configuran la trilogía, «Espejismos» y «Medea».

Las trabas que supuso la censura, su condición de madre y la dificultad de desarrollar una actividad literaria siendo mujer en la España del siglo XX, la separan de continuar escribiendo novelas. De 1969 a 1976 funda y dirige la revista «El Urogallo».

En 1986 publica «Testimonio materno» , obra autobiográfica que trata el tema de la muerte, en extrañas circunstancias, de su único hijo varón, Juan José, obra que alcanzó un enorme éxito colaborando a que la autora recuperase sus escritos, artículos, cuentos y escribiera algunos más.

Entre sus obras también se destacan las novela «Caza menor» (1951), «La vida pequeña. Cuentos de antes y de ahora» (1989), el ensayo «Literatura y vida» publicado en tres tomos (1992, 1993, 1994) y «Tres sueños y otros cuentos» (1996).

Aunque no se presentó a ningún concurso literario, fue por el contrario miembro del jurado de varios de ellos, como los de Pablo Iglesias, Plaza y Janés, Nacional de las Letras, etc…

Cedió a la Cruz Roja Española los derechos, en lengua castellana, de su obra «Testimonio materno», lo que dio lugar a la creación de la fundación CREFAT de la que Elena era Vicepresidenta.

Fuentidueña de Tajo estampó su nombre (Elena) a su calle principal. En 1991 recibió el premio Rosa Manzano por su labor de escritora progresista y en 1993 se le concedió la Medalla de Oro Individual de la Comunidad de Madrid por su creación literaria en pro de la libertad de pensamiento y de los derechos humanos.

El Ayuntamiento de Suances convoca anualmente un concurso internacional de relatos breves con su nombre.