Alcalde del Río, Hermilio

Foto de Alcalde del Río, Hermilio
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1866-1947
  • Procedencia
    Villamediana (Palencia)

Prehistoriador cántabro y académico de la Historia. Nacido en Villamediana (Palencia) en 1866, al poco se traslada con su madre viuda a Torrelavega, donde estudia el bachillerato, matriculándose en la Escuela Especial de Pintura, Escultura, Grabado y Arquitectura de Madrid, cuyo título obtiene en 1891. Al año siguiente, con ayuda de la Asociación para el Fomento e Instrucción de Clases Particulares, funda en Torrelavega la Escuela de Artes y Oficios, destinada a la preparación de obreros y artesanos, fundación modelo que regentó hasta sus últimos días, y a la que consideró su gran obra, ya que a su juicio superaba a la que realizó en el campo de la Prehistoria.

La llegada a principios del siglo XX de Cartailhac y Breuil para estudiar la Cueva de Altamira le interesó en su posterior investigación, logrando tras prolongados e intensos trabajos reproducir las pinturas de la cueva, posteriormente denominada “capilla sixtina del Arte Cuaternario”, siendo la carrera de descubrimientos de cuevas prehistóricas, iniciada a partir de 1903 con la Cueva del Castillo de Puente Viesgo, lo que le daría fama internacional. Tras ésta descubre seguidamente las de Santián (1905), La Clotilde, en colaboración con Breuil (1906); los grabados de El Pendo y La Meaza (1907); El Pindal, Mazaculos, Valmorín y La Loja, ésta última en colaboración con Breuil y Mengaud (1908) y Las Aguas (1909).

En 1906 y 1909 firma dos contratos con el Príncipe de Mónaco. Por el primero el Príncipe se encargaba de la publicación de las investigaciones de Alcalde del Río y el abate Breuil sobre las pinturas y grabados parietales de las cavernas de Covalanas, Castillo y Hornos de la Peña, descubiertas por Alcalde del Río. En el segundo, el mecenas corría con los gastos de la excavación de las cuevas del Valle (Rasines) y Venta de la Perra (Carranza), descubiertas por el padre Lorenzo Sierra, y las de El Castillo y Hornos de la Peña, descubiertas por Alcalde del Río.

En 1906 publica su primer libro Las pinturas y grabados de las cavernas prehistóricas de la provincia de Santander, que coincide cronológicamente con los escritos por Martel, Cartailhac y Breuil sobre la cueva de Altamira, pasando poco más tarde a firmar como coautor las monumentales obras Les cavernes de la région cantabrique y La caverna de La Pasiega, la primera en colaboración con Lorenzo Sierra, y con Breuil y Obermaier la segunda, pudiéndose afirmar de Alcalde del Río que no sólo fue un espeleólogo “con sentido científico”, sino un auténtico prehistoriador autodidacta, como lo9 fueron también Sautuola y el padre Lorenzo Sierra, obteniendo su gloria en el campo de la prehistoria gracias a la labor personal de sus descubrimientos y a sus atinadas observaciones, sirviendo algunas de ellas de base a los estudios que después escribió con los grandes maestros de su tiempo.

En 1906 hizo excavaciones en Peña Manil (Labra) y, más tarde, descubrió un ara romana en el Pico Dobra de Torrelavega y varios objetos de los primeros tiempos del cristianismo en la Península, siendo uno de los primeros que puso en duda la adscripción paleolítica del arte levantino.

Hermilio Alcalde del Río fue alcalde de Torrelavega durante los años 1920 a 1922, en cuya ciudad tiene una calle dedicada a su memoria. Cuando se vio mermado en sus facultades para la prehistoria, escribió -como buen conocedor del área rural montañesa en sus diferentes comarcas- un libro de carácter costumbrista titulado Escenas cántabras (1914) y otro con el mismo título en 1928, subtitulados ambos Apuntes del natural, cuya obra de gran valor en el campo dialectal, costumbrista y folklórico, sirvió a V. García de Diego para su estudio del vocabulario de Cantabria. Intentó, incluso, en 1927, hacer teatro costumbrista, que no llegó a estrenar ni a publicar.

El 2 de junio de 1947 fallecía en Torrelavega uno de los más grandes prehistoriadotes españoles y uno de los hombres que más había hecho por la cultura en su provincia adoptiva de Cantabria.