Bustamante de Santa Teresa, Pedro

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1666-1728
  • Procedencia
    Yermo

Pedro Bustamante de Santa Teresa nació en Yermo (localidad del ayuntamiento cántabro de Cartes) en 1666. Tras cursar los estudios primarios, ingresó en los dominicos de Las Caldas (Cantabria) a los 16 años, de la mano del prior Alonso del Pozo. En 1684 fue enviado a la casa de la orden de Vitoria, dónde cursó la carrera eclesiástica de Filosofía y Teología, ordenándose sacerdote en 1692.

Por petición suya, fue destinado a Filipinas, embarcando desde Cádiz a Veracruz, y tras un año y medio de espera en México, embarcó en Acapulco para emprender un largo y azaroso viaje hacia tierras de Indochina, llegando a Bangkok en 1695. En estas tierras tuvo la ocasión de conocer la vida y costumbres del reino de Siam, tras establecerse en el seminario de los misioneros franceses, dónde permaneció un año para conocer los diversos aspectos de su organización social, religiosa, política y comercial.

En 1696, Pedro de Bustamante de Santa Teresa llegó a Tonkín y allí estableció una misión, iniciando allí su apostolado en condiciones adversas, sorteando múltiples persecuciones y siendo perseguido hasta su muerte en 1728. La misión dominicana de Pedro de Bustamante es una de las más meritorias.

Escribió dos libros dirigidos a sus hermanos de orden para que conocieran las dificultades de la misión. Son obras realizadas a imagen y semejanza de los libros de los conquistadores de Indias y permanecieron inéditos durante mucho tiempo. El primero fue “Relación breve del Reino de Tunkín” (1720), dónde describe las particularidades geográficas, los habitantes y sus costumbres, aludiendo a las terribles condiciones en que se desarrolló su apostolado, explicando los recursos, instituciones judiciales y políticas, ceremonias y cultos religiosos del país.

El segundo libro lleva por título: “Viaje que hice desde España a Filipinas en el año 1692” (1721), dónde narra su expedición con mucho humor y naturalidad, con los problemas y trabas que encuentra su labor misionera, así como los pueblos que recorre en su singladura, especialmente en Siam.