Ríos y Ríos, Ángel de los

Foto de Ríos y Ríos, Ángel de los
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1823-1899
  • Procedencia
    Proaño

Ángel José de los Ríos y Ríos nació en la Torre de Proaño (Hermandad de Campoo de Suso) el 20 de febrero de 1823.

Jurista, escritor y político, tuvo una vida agitada y fecunda, dedicando parte importante de su actividad a la investigación histórica, en la que manifestó una extraordinaria erudición.

Sus padres eran Ángel de los Ríos Mantilla, señor de la Torre de Proaño, e Inés de los Ríos Muñoz Velasco. Ambos tuvieron diez hijos.

Ángel José de los Ríos realizó sus primeros estudios en Proaño y posteriormente se desplazó a Reinosa para estudiar Gramática y Humanidades. A los diez años se trasladó a Briviesca y a Burgo de Osma, donde continuó su formación. Más tarde estudió la carrera de Derecho en Valladolid, licenciándose a los 20 años de edad.

Tras acabar sus estudios, Ángel de los Ríos regresaba periódicamente a su tierra natal, y en uno de sus viajes se desencadenó la enfermedad que le ocasionó la sordera para toda la vida y que le impediría ejercer la profesión de abogado. Por ese motivo fue conocido como El Sordo de Proaño.

Desde 1843 fue administrador de sales de Reinosa y más tarde fue comisario de Montes en Salamanca y en Zamora. También sería oficial del Gobierno Civil de Burgos.

Tras la muerte de su madre, regresó a Proaño para hacerse cargo de la casa natal, dedicando su tiempo principalmente a la investigación histórica. En 1852 se trasladó a Madrid donde trabajó en el periódico La Esperanza hasta 1856, año en que regresó a Campoo, lugar que no volvería a abandonar, excepto breves periodos de tiempo.

Fue autor de una larga y variada obra, entre las que destacamos ‘Los Eddas’; ‘Nota presentada a la Real Academia de la Historia sobre el autor de la crónica y poema de D. Alfonso XI’ (leída en la junta del 27 de abril de 1866); ‘Ensayo histórico, etimológico y filosófico sobre los apellidos castellanos desde el siglo XI hasta nuestra edad’ (obra premiada en segundo lugar por la Academia española en concurso público de 1869 y 1870); ‘Medallón conmemorativo de unión y amistad entre la Isla de Cuba y la provincia de Santander’; ‘Noticia histórica de las behetrías, primitivas libertades castellanas con una digresión sobre su posterior y también anticuada forma de fueros vascongados’; ‘Los Garcilasos’; ‘Noticias de la Colegiata de Cervatos y extracto de su Libro Becerro’; ‘Noticias históricas y arqueológicas de la ermita de Santa Marina de Campoo’; ‘Informe sobre el edificio de la Catedral de Santander’; ‘El libro de Santoña’; ‘La caverna de Santoña’; ‘Biografía del célebre poeta dramático D. Pedro Calderón de la Barca’; ‘El vaquero montañés’; ‘Memoria sobre las antiguas y modernas comunidades de pastos entre los valles de Campoo de Suso, Cabuérniga y otros de la provincia de Santander’; ‘Proyecto y trazado de la carretera de Piedrasluengas’; y ‘Estudio sobre el ferrocarril Meridiano’.

También publicó varios trabajos en la prensa. En 1887 comenzó a publicar en El Atlántico de Santander ‘La parte de los montañeses en el descubrimiento de América y entero conocimiento del mundo’, cuya segunda edición coincidió con la celebración del cuarto centenario del descubrimiento. También escribió varios poemas.

Monárquico convencido, Ángel de los Ríos fue diputado provincial por la carlista Agrupación Católico Monárquica, representando al distrito de Reinosa, entre 1871 y 1872. También fue alcalde de Campoo de Suso entre 1883 y 1885. Desde sus puestos públicos defendió con tenacidad el proyecto de carreteras entre Saja y Reinosa, para unir los valles de Cabuérniga y Campoo. También consiguió la creación de guardas jurados con uso de armas para cuidar la propiedad forestal, estudió el proyecto de encauzamiento del río Híjar y aumentó el número de pueblos de la Hermandad para agruparlos en un mismo Ayuntamiento.

Hombre temperamental y apasionado en sus convicciones, en varias ocasiones tuvo problemas con la Justicia, debiendo hacer frente a distintas causas que redujeron considerablemente su patrimonio.

En reconocimiento a su dedicación al progreso de su tierra, la Diputación Provincial le nombró Cronista Oficial de Santander. También fue correspondiente de la Academia de la Historia y miembro de la junta directiva de la Sociedad de Bibliófilos Cántabros, asociación integrada por estudiosos que pretendían la publicación de obras de escritores montañeses. En esa junta se encontraban personalidades intelectuales y literarias como Gumersindo Laverde, José María de Pereda, Amós de Escalante y Marcelino Menéndez Pelayo.

José María de Pereda, en su obra ‘Peñas Arriba’, personifica al escritor de Proaño en uno de los personajes de la novela que llama el Sordo de Provedaño.

Murió en el mismo lugar donde nació, el 3 de agosto de 1899.

Colabora y comparte tus conocimientos

www.escritorescantabros.com puede enriquecerse con las aportaciones de quienes visitan estas páginas. Si puedes añadir nuevos datos sobre este autor, o bien informarnos sobre algún otro no incluido en esta relación, te agradeceríamos que rellenaras los siguientes campos:

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

¿Qué más nos puedes contar de este escritor?

Para comprobar que no seas un robot, indícanos las siguientes letras y números
captcha