Lamadrid y Manrique de la Vega, Matías Ignacio de

Foto de Lamadrid y Manrique de la Vega, Matías Ignacio de
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1791-1870
  • Procedencia
    Bárcena de Campos (Palencia)

De familia de hidalgos lebaniegos, Matías de Lamadrid nació en la localidad palentina de Bárcena de Campos, pero enseguida se trasladó a vivir a Potes, donde trascurriría su infancia.

Atraído por la carrera militar, en 1810 era cadete del Regimiento de Infantería de la Concepción con su hermano mayor, José, trasladándose ese mismo año a la defensa de Málaga con el grado de teniente. Cuando se deshizo el regimiento a las pocas semanas, el joven militar se hizo guerrillero en la Serranía de Ronda. En agosto de 1810, el brigadier Porlier lo destinó de agregado al Regimiento Primero Cántabro.

Lamadrid escribió un diario sobre este conflicto bélico que arranca en Oviedo el 13 de mayo de 1813, cuando, “estando en la academia, llegó la orden para que emprendiese la brigada la marcha para el Reino de León”, concluyendo en Madrid el 24 de marzo de 1814, días después de que Fernando VII subiera al trono tras regresar del exilio. Con el título ‘Diario de un oficial en la Guerra de la Independencia (1813-1814)’, el libro se publicó en 2010, fruto del trabajo de trascripción del manuscrito original y editado en Palencia por Región Editorial. El diario de campaña se inicia en la localidad asturiana de Caldero y continúa por el puerto de Pajares, Benllera, Astorga, La Bañeza y Benavente antes de entrar en la provincia de Palencia, en la que se cita a Fuentes de Nava, Carrión de los Condes, Bárcena de Campos y Aguilar de Campoo, desde donde inicia el camino hasta San Sebastián, Fuenterrabía y Urrugne, para regresar por Irún y Bilbao con dirección a Madrid, pasando por Burgos, Villodrigo, Torquemada, Dueñas, Valladolid y Segovia, por citar algunas de las localidades por las que atraviesa la expedición militar de Matías de Lamadrid. Además del valor histórico que tiene el diario, son significativas las observaciones y apreciaciones que realiza de todos los lugares por los que atraviesa el joven militar. En la mayoría de los casos, se encuentra con pueblos esquilmados por la guerra y, sobre todo, por la acción destructiva de las tropas francesas.

Ya finalizada la Guerra de la Independencia, en 1815, su regimiento se trasladó a Toledo, donde el militar permaneció hasta 1817, trasladándose a Potes (Cantabria) donde se casó con su prima, Ana de Agüeros.

Miembro de la Real Sociedad Cantábrica de Amigos del País, de la que fue socio corresponsal en Potes, fue el principal impulsor y primer presidente de la Sociedad Económica de Amigos del País de Liébana, constituida en 1839 con el objetivo de promover y promocionar mejoras en el ámbito económico, social y educativo de la comarca, desde una óptica reformista.  Parte de esas propuestas de mejora se incluyeron en su obra ‘Memoria sobre los grandes montes y demás riqueza de Liébana’ (1836) y ‘Memoria de los trabajos y proyectos de la Sociedad Económica de Amigos del País de Liébana en su año social de 1840 al 41’ (1841).

Propietario e inversor minero, participó en política siendo regidor decano del Ayuntamiento de Potes en 1833, alcalde de esta villa en 1846 y 1847, miembro de la Junta de Gobierno de Liébana constituida en 1843 tras la caída de Espartero, Inspector de Caminos de Liébana en 1859 y diputado provincial en representación de Potes en 1836 y 1837.

Falleció en Potes el 24 de mayo de 1870.