Torres Quevedo, Leonardo

Foto de Torres Quevedo, Leonardo
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1852-1936
  • Procedencia
    Santa Cruz de Iguña

Leonardo Torres Quevedo nació en Santa Cruz de Iguña el 28 de diciembre de 1852. Su padre, Ingeniero de Caminos, era de origen vasco y jiennense, y su madre era montañesa. La familia residía en Bilbao, y pasaba grandes temporadas en su pueblo natal. En 1868 concluye los estudios de Bachillerato en Bilbao, y se desplaza a París para proseguir estudios durante otros dos años. Por esta época, el padre de Torres Quevedo trabajaba en la empresa del ferrocarril Sevilla-Cádiz.

La familia se traslada a Madrid en 1870 y al año siguiente, Leonardo ingresa en la Escuela Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, finalizando sus estudios en 1876. Durante este tiempo, tuvo lugar el sitio de Bilbao por las tropas carlistas, y Leonardo se alistó voluntario para la defensa de la ciudad.

Termina la carrera ejerciendo brevemente la profesión en los ferrocarriles. Viaja por Europa y se impregna del progreso científico y de los nuevos adelantos de la técnica en una época en que comenzaban las aplicaciones de la electricidad. A su regreso, se instala en Cantabria, donde se casa en 1885 instalándose en Portolín, residencia del matrimonio durante sus primeros años. Ocho hijos serán el fruto de este matrimonio; uno de ellos también sería Ingeniero, y colaboraría con su padre en diversos trabajos.

Torres Quevedo dedica estos años al estudio y a la experimentación por cuenta propia. En 1893, a los 41 años, presenta su primer trabajo científico, iniciándose un período de frenética actividad de unos 30 años de duración. Es de destacar que hasta que empezó a ser conocido por sus inventos él mismo sufragó sus investigaciones. En 1899 se traslada a Madrid, donde participa, aunque no activamente, en la vida cultural de la capital. Desde hacía unos años disfrutaba de considerable fama y prestigio. En 1901 es nombrado Director del recién creado «Laboratorio de Mecánica Aplicada» (después, de Automática), cargo en el que desarrollaría gran parte de su producción científica posterior. Dicho Laboratorio se creó tras una campaña promovida por el Ateneo de Madrid, y sería pionero en nuestro país en la fabricación de material de calidad para la experimentación científica.

Presentó en 1902 una memoria con anteproyecto de globo dirigible a las Academias de Ciencias de Madrid y París. Patentó el telekino (primer aparato de radiodirección) y construyó el primer dirigible con la colaboración de Alfredo Kindelán, ideando y poniendo en práctica en 1912 el primer autómata ajedrecista. En 1916 ganó el concurso de cosntrucción de un transbordador sobre las cataratas del Niágara.

Fue Presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (1910) y miembro de la Real Academia Española de la Lengua correspondiente de la sección de Mecánica de la Academia de Ciencias de París (1920). También fue doctor honoris causa por la Universidad de la Soborna (1922).

Entre sus obras destaca “Ensayos sobre automática” (1914)

Torres Quevedo falleció el 18 de diciembre de 1936, en Madrid, a punto de cumplir 84 años de edad. En plena Guerra Civil, el acontecimiento pasó inadvertido, alcanzando la noticia de su muerte cierta resonancia en el extranjero.

Otros escritores de Santa Cruz de Iguña

Silió Gutiérrez, Evaristo

Colabora y comparte tus conocimientos

www.escritorescantabros.com puede enriquecerse con las aportaciones de quienes visitan estas páginas. Si puedes añadir nuevos datos sobre este autor, o bien informarnos sobre algún otro no incluido en esta relación, te agradeceríamos que rellenaras los siguientes campos:

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

¿Qué más nos puedes contar de este escritor?

Para comprobar que no seas un robot, indícanos las siguientes letras y números
captcha