Sañudo y Fernández Pelilla, Prudencio

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1835 - 1881
  • Procedencia
    Santander

Nació en Santander el 25 de octubre de 1835 y murió en Londres el 20 de diciembre de 1881. Hijo de una familia santanderina muy bien situada que hizo fortuna en Veracruz, estudió el bachillerato de filosofía en 1852 y luego se trasladó a Valladolid, donde estudió Derecho, especializándose en la Universidad Central de Madrid en Derecho Administrativo, aunque no se dedicaría a la abogacía.

Periodista y político de ideas republicanas, sería diputado a Cortes y alcalde de Santander, aunque de forma errónea suele asignársele como segundo apellido el de López (segundo apellido de su padre, José Sañudo), tal y como se desprende del Diccionario biográfico de los parlamentarios de Cantabria dirigido por Aurora Garrido.

Amigo de Nicolás María Rivero, dedicaría la mayor parte de su vida a la política, defendiendo las ideas republicanas y trabajando en las redacciones de varios periódicos, comenzando por La Discusión, de su amigo Rivero. Poco después, fundaba en Santander un periódico de corte similar: Diario de Santander que más tarde pasaría a llamarse Gaceta de Comercio y que cerraría en 1865. Posteriormente formó parte del Ateneo Mercantil e Industrial.

Apoyó el fracasado pronunciamiento de enero de 1866 siendo presidente del comité provincial republicano de Santander. Formó parte de la junta encargada de levantar la estatua que en la capital cántabra se conserva del héroe Pedro Velarde y participó activamente en la revolución de septiembre de 1868.

Fue diputado a Cortes en los comicios de 1871, defendiendo la República y elevando proposiciones para suprimir las quintas y las matrículas de la mar. De vuelta a Santander,sería elegido alcalde de la ciudad durante más de un año, etapa en la que llegó a negar alojamiento a las tropas que acompañaban a Amadeo de Saboya, hecho que el propio Benito Pérez Galdós comenta en los ‘Episodios Nacionales’, señalando que Sañudo era un “convencido republicano”.

Fue nombrado gobernador civil de León en febrero de 1873, cargo que abandonó en julio de ese año por razones de salud.

Concluida la etapa del Sexenio Democrático (1868-1874), abandonó Santander para exiliarse a Londres, donde murió el 20 de diciembre de 1881.