Salazar y Mazarredo, Eusebio

Foto de Salazar y Mazarredo, Eusebio
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1827- 1871
  • Procedencia
    Castro Urdiales

Nació en Castro Urdiales el 9 de marzo de 1827.

Su padre, José Marcelino, fue teniente de fragata de la Armada y se casó con la bilbaína Joaquina de Mazarredo Salazar y Gómez de la Torre, con la que tuvo cuatro hijos (Federica, Ramón, Liborio y Eusebio), todos nacidos en Castro Urdiales, siendo Eusebio el más pequeño. Uno de sus hermanos fue el militar progresista Ramón de Salazar, militar de carrera en el cuerpo de Artillería, aunque el personaje más famoso de su familia fue su primo, otro militar progresista, José Félix Allende Salazar Mazarredo, amigo de Espartero y Prim que fue ministro de Marina y Fomento en el Bienio Progresista.

Eusebio se dedicó a la carrera diplomática, y en 1847 comenzó de agregado en la embajada española de Lisboa, siendo destinado posteriormente en Nápoles, Costa Rica y Nicaragua. De regreso a España inició su carrera política en 1857, siendo elegido diputado por el distrito de Laredo, oponiéndose a la mayor parte de las reformas del Bienio Progresista. Era partidario del centralismo y del aumento del ejército para recuperar el respeto de España en Europa.

Investigador y especialista en los temas relacionados con la marina y el comercio, volvió a la carrera diplomática en 1863, permaneciendo en Estados Unidos, Bolivia y Perú. En este último destino protagonizaría una polémica acción con el apoyo de la flotilla del general Pinzón, como fue apoderarse de las islas guaneras de Chincha que sería el detonante de lo que sería la guerra del Pacífico en 1866. Salazar y Mazarredo sufriría un atentado en junio de 1864 que le obligaría a huir de Perú.

A su vuelta a España colaboró  con el diario La Época como experto en cuestiones militares y diplomáticas. Tras la revolución de 1868, regresó a la política y apoyó la candidatura de Fernando de Coburgo para el trono español. Llegó a escribir el libro ‘La cuestión dinástica’, donde además defendía la recuperación de Gibraltar por medios pacíficos y la unión de todo el territorio peninsular con la ansiada Unión Ibérica entre España y Portugal.

Falleció en su casa de la calle Hortaleza de Madrid, el 19 de febrero de 1871.