Fernández González, Lauro

  • Nacimiento/Fallecimiento
    1876-1945
  • Procedencia
    Queveda

Lauro Fernández González nació en Queveda (Santillana del Mar) el 24 de agosto de 1876. Huérfano de madre cuando era muy niño, se fue a vivir con su tío, Juan Antonio Fernández, cura párroco de Villar de Soba. Allí se fraguó su vocación sacerdotal, formándose en el Seminario de Corbán, donde destacó como alumno aventajado.

Se ordenó sacerdote en 1900 y ese mismo año fue nombrado profesor de Lógica y de Teología Moral y Dogmática, logrando la licenciatura de Filosofía y Sagrada Teología en la Universidad Pontificia de Burgos. Llegaría a ser rector del Seminario de Corbán en 1916.

En 1905 fue elegido canónigo en la Catedral de Santander, cargo que alternó con su labor investigadora y académica en el Seminario de Corbán y en diferentes centros culturales de Cantabria.

En los años veinte del pasado siglo fue un defensor de la causa social desde la Federación Montañesa Católica Agraria, lo que le llevó a aceptar un puesto como diputado a Cortes durante la II República, en 1931 como regional independiente, época en la que frecuentaba la publicación de sus opiniones en «El Diario Montañés», utilizando el seudónimo de «Amador del Campo». Fruto de su inquietud por el bienestar agrario fue la creación de una sección de ventas dentro de la Federación Montañesa Católica Agraria que llegaría a ser la conocida y próspera SAM (Sindicatos Agrícolas Montañeses).

Escribió diversos libros y artículos periodísticos, destacando «Explicación de la doctrina cristiana» en el semanario local «Páginas Dominicales» y los relativos a la acción social católica agraria en «El Diario Montañés». También colaboró en diversas revistas de temática religiosa como «Oratoria Sagrada».

El Ayuntamiento de Santander puso su nombre a una calle en San Román de la Llanilla, donde fallecería el 17 de abril de 1945.