Lomba de la Pedraja, José Ramón

Foto de Lomba de la Pedraja, José Ramón
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1868 - 1951
  • Procedencia
    Santander

Nació en Santander el 29 de febrero de 1868 y murió el 4 de enero de 1951.

Discípulo de Marcelino Menéndez Pelayo, del que se consideraba el último de sus discípulos y al que rendía un culto apasionado, era un solterón acomodado, de una familia adinerada, que fue catedrático, investigador y crítico literario.

Primo de Fermín de Sojo y Lomba, obtuvo las licenciaturas en Derecho y en Letras, así como el doctorado en Letras por la Universidad Central, y posteriormente logró la cátedra de Lengua y Literatura Españolas en la Universidad de Murcia (1920), siendo su primer titular, permaneciendo en esta ciudad hasta que en 1923 se trasladó a Asturias al obtener la cátedra en la Universidad de Oviedo.

Publicó ‘El Padre Arolas, su vida y sus versos. Estudio crítico’ (1898), ‘Vida y Arte. Esbozo de Psicología literaria’ (1902), ‘Obras en prosa y verso de D. José Somoza, con notas apéndices y un estudio preliminar’ (1904). En 1899 publicó, en el Homenaje a Menéndez Pelayo, El rey don Pedro en el Teatro’. En 1915 presentó su tesis doctoral sobre ‘Enrique Gil y Carrasco, su vida y su obra literaria’; y continuó con sus trabajos sobre ‘Mariano José de Larra (Fígaro) como escritor político’ (1918) y ‘Mariano José de Larra (Fígaro), como crítico literario’ (1920). En 1922, apareció la edición hecha por Lomba Pedraja de Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra, con selección de textos para jóvenes estudiantes. También publicó ‘Teatro anterior a Lope de Vega. Selección’ (1924) y ‘Teatro Romántico’ (1926) que se editaron por el Instituto Escuela que patrocinaba la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, dirigida por su amigo Menéndez Pidal.

Se inició en 1906 en la recopilación de romances de Cantabria a petición de Ramón Menéndez Pidal, amigo desde 1890, y a quien ayudó en sus trabajos de campo desde su finca de Gajano, en Cantabria.

Durante su docencia en la Universidad de Oviedo, residió en el hotel Covadonga. Fue el primer decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo y explicaba la gramática histórica siguiendo el manual de Menéndez Pidal, y la literatura española bajo la tutela de los libros de Menéndez Pelayo, más sus propias investigaciones sobre escritores del romanticismo, en particular de Larra, de quien dio a conocer ediciones como: ‘Artículos de costumbres’  (1923), ‘Artículos de crítica literaria y artística’ (1923) y ‘Artículos políticos y sociales’ (1927), además de ‘Venganza catalana y Juan Lorenzo’ de Antonio García Gutiérrez (1925) y ‘Poesías’ del Padre Arolas (1928).

Su discurso inaugural del curso académico de 1932-1933, trató sobre ‘Costumbristas españoles de la primera mitad del siglo XIX’, que fue publicado por la Universidad de Oviedo, en 1932.

 En 1936, publicó ‘Mariano José de Larra (Fígaro). Cuatro estudios que le abordan o le bordean’, libro en el que recogería sus estudios sobre Larracon sus artículos políticos y de costumbres, sus “Costumbristas españoles” y su “Teatro romántico”.

Emparentado con Gerardo de Alvear, gracias a las memorias del pintor cántabro recogidas por José Ramón SaizViadero, se conocen anécdotas de José Ramón Lomba muy curiosas, como el hecho de que le gustaba pasear por su finca de Gajano en pantalones cortos, y para no escandalizar a las señoras, mandaba a un criado con una campanilla avisando de su presencia. También gustaba de contar los pasos que daba en cada paseo, para lo cual iba acompañado de un compás.

Otra de las anécdotas contadas por Alvear se refiere a su gran disgusto cuando perdió su documentadísimo trabajo sobre el Padre Arolas que había llevado a cabo en Gajano. Lomba se desplazó a Madrid para conseguir un editor y al llegar a la estación de la capital, dejó el maletín apartado para comprar un periódico en un quiosco. Cuando regresó, el maletín con los folios de su trabajo había desaparecido, y cuando salió para tomar un coche, se encontró con las hojas de su manuscrito arrastradas por el viento, ya que el ladrón, al ver que no había dinero, tiró su botín.

También colaboró en la Biblioteca Menéndez Pelayo y en su Boletín. Formó parte del tribunal de oposición, en representación del Ayuntamiento de Santander, para la plaza del primer director de la Biblioteca de Menéndez Pelayo y participó en los cursos de verano de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, proyectados y organizados por Artigas.

En el Boletín de la Biblioteca Menéndez Pelayo dio a conocer, entre otros, un trabajo sobre la poesía de Enrique Menéndez Pelayo, el médico poeta hermano de Marcelino. Otros trabajos suyos son ‘Notas breves, obtenidas de testimonios orales con destino a una biografía de Mariano José de Larra (Fígaro)’.

Francisco Javier Díez de Revenga, de la Universidad de Murcia, ha realizado varios trabajos sobre este autor que han servido de fuente principal para este texto.