Solana y González-Camino, Marcial

Foto de Solana y González-Camino, Marcial
  • Nacimiento/Fallecimiento
    1880-1958
  • Procedencia
    Santander

Marcial Solana y González-Camino nació en Santander el 7 de octubre de 1880. Estudió Filosofía y Letras y Derecho en la recién creada Universidad de Deusto, acabando las respectivas carreras en 1899 y 1902, y doctorándose posteriormente en la Universidad Central.

Dedicó parte de su vida a la investigación y al estudio, siendo académico correspondiente de la Real Academia de Ciencias Naturales y Políticas y presidente del Centro de Estudios Montañeses. También perteneció a la Sociedad Menéndez Pelayo, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y el Patronado de las Cuevas Prehistóricas, entre otras asociaciones y organizaciones. Por su entrega a las tareas científicas obtuvo el «premio Echegaray» (1940) y el premio del Conde de Torreanaz, entregado por la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas (1928).

Fue cronista del Valle de Villaescusa, y allí fundó un sindicato agrario del que sería presidente.

Intervino en la vida pública representando a Santander en las Cortes en 1916, y fue alcalde del Ayuntamiento de Villaescusa en la primera década del siglo XX.

Sus obras literarias se centran en cuestiones teológicas, sociales y políticas. Escribió, entre otras, ‘El arzobispo D. Joaquín de Santiyán según sus cartas íntimas’ (1932), un librito de cien ejemplares no destinados a la venta de 52 páginas dedicado a la memoria de su amigo el coronel Francisco Santiyán y Santiyán. También escribió ‘La resistencia a la tiranía, según la doctrina de los tratadistas del Siglo de Oro español’ (Madrid, 1933), ‘Estudios sobre el Concilio de Trento en su cuarto centenario’; ‘Valor teológico de la tradición’, ‘Un abad santanderino en el Concilio de Trento’ (Santander, 1946), ‘Historia de la Filosofía española. Época del Renacimiento (siglo XVI)’ (Santander-Madrid, 1940,1941), ‘La doctrina estética de Balmes’ (1944), ‘Doctrinas discordes de Balmes y Comellas acerca de la evidencia’ (1948), ‘Apostillas de Menéndez Pelayo a los estudios sobre filosofía de Santo Tomás, por el M. R. P. F. Ceferino González’, ‘La filosofía de Menéndez Pelayo a través de sus juicios de autores y sistemas’, ‘La españolización de España por la tradición’ (1932), ‘El tradicionalismo político español y la ciencia hispana’ (Madrid, 1951), ‘El escudo de la ciudad de Santander’ (Santander, 1922), ‘La heráldica del Real Valle de Villaescusa’ (Santander, 1952), ‘Balmes y La Montaña’ (Santander, 1949), ‘Acuarelas y grabados heráldicos de mi archivo’ (Santander, 1953), ‘Un pleito interesante para la historia del santuario de Socabarga’ (1945) y ‘Don Tomás Antonio Sánchez, según sus cartas’ (1926).

Cuando murió, el 15 de octubre de 1958, legó parte sus bienes al Obispado de Santander. La biblioteca del Seminario de Corbán dedicó una sala especial a los libros de la biblioteca de Marcial Solana en homenaje a este poligrafo montañés.